Podemos definir ERP como una aplicación de gestión empresarial diseñada para cubrir la demanda de todas las áreas funcionales de cualquier empresa, basándose en la idea de que todas las tareas y procesos que se desempeñan en una compañía se pueden planificar de tal manera que se pueda establecer unos circuitos de trabajo, donde cada uno de los procesos que lo componen pueda entrar en funcionamiento justo en el momento en el que el precedente ha finalizado.